Dios no esta muerto

Josh Wheaton (Shane Harper), un estudiante cristiano de la universidad, se inscribe a una clase de filosofía impartida por el profesor Jeffrey Radisson (Kevin Sorbo), un ateo que exige que si sus estudiantes desean obtener una calificación aprobatoria, firmen una declaración de que Dios está muerto. Josh es el único estudiante en la clase que se niega a firmar, por lo que Radisson lo obliga a debatir el tema con él, frente a toda la clase, que tomará la decisión de quién gana el debate. 

Radisson da a Josh veinte minutos al final de las tres primeras sesiones de conferencias para argumentar que Dios existe. En los dos primeros debates, Radisson refuta todos los argumentos de Josh. La novia de Josh, Kara (Cassidy Gifford) rompe con él, temiendo que Radisson ponga en peligro su futuro académico. En última instancia, todo se reduce a la tercera y última discusión entre Radisson y Josh, en que de nuevo ambos presentan puntos convincentes. Sin embargo, Josh detiene su línea de debate para plantear una pregunta a Radisson: «¿Por qué odia a Dios?». Josh repite la pregunta varias veces hasta hacer que Radisson estalle de rabia, y responda que odia a Dios porque a pesar de que él le oraba a Dios, este permitió que su madre muriera. Josh le pregunta a Radisson: «¿Cómo puede odiar a Dios si Dios no existe?». Al final, Martin (Paul Kwo), un estudiante de intercambio chino cuyo padre le había alentado a no convertirse al cristianismo, se levanta y dice: «Dios no está muerto». Casi toda la clase sigue el ejemplo de Martin, obligando a Radisson a salir del salón, derrotado. 

En el contexto de los debates se desarrollan algunas tramas periféricas. El profesor Radisson sale con Mina (Cory Oliver), una cristiana a la que a menudo menosprecia ante sus colegas ateos. Ella, al ver que Radisson no la valora, termina su relación con él. Mark (Dean Cain), el hermano de Mina, que es un empresario exitoso y ateo, se niega a visitar a su madre, que sufre de demencia. La novia de Mark, Amy (Trisha LaFache), es una bloguera izquierdista que escribe artículos críticos de Duck Dynasty. Cuando se le diagnostica cáncer, Mark la deja. Una estudiante islámica llamada Aisha (Hadeel Sittu) se convirtió secretamente al cristianismo durante un año, pero cuando su padre se entera, la repudia. 

Después de su triunfo en el debate, Josh invita a Martin a asistir al concierto de la banda Newsboys, que está en la ciudad. Radisson lee una carta de su difunta madre, y decide buscar a Mina para pedirle disculpas. Encuentra en el periódico el anuncio del recital de la banda evangélica, y decide asistir. Amy (la novia de su hermano Mark) visita a los Newsboys en su camerino para enfrentarlos con su ateísmo, pero termina admitiendo que ella quiere llegar a conocer a Dios. Radisson en su camino para encontrar a Mina en el concierto, es atropellado por un automóvil y fatalmente herido. El pastor David (David A. R. White) y el pastor Jude (Benjamin Ochieng) lo encuentran y lo guían para aceptar a Jesús como su Salvador mientras muere. Mark (el hermano de Mina) visita a su madre demente, solo para burlarse de ella. Ella revela que el éxito financiero de Mark le ha sido dado por Satanás, cuyo propósito es que él no se acerque a Dios. 

Cuando la película termina, los Newsboys reproducen un videoclip del pastor evangélico Willie Robertson felicitando a Josh. Los Newsboys entonces le dedican a Josh su canción «God's not dead».
Dios no está muerto por canaldeesperanza